La Memoria Evolutiva

Los regalos fueron sustituídos por castigos. los villancicos por murmullos, la opulencia de un asado por la austeridad de una sopa . En las últimas dos semanas del año es cuando más sentía el ser humano la necesidad de vivir por debajo de sus necesidades, cuando más agachaban los viandantes su cabeza al pasear por las calles.

Era así desde hacía siglos. La sociedad había decidido vivir en penitencia perpetua. Era la única vía que los antiguos habían encontrado para poder seguir hacia adelante después de lo que habían hecho. Lo que había pasado.  Dicen que pasó de repente cuando ya nadie creía que se podia caer más bajo. Un acto atroz que ninguno supo bautizar.  Y que de no querer recordarse había quedado en el olvido. De esa vergüenza nacieron nuevas Iglesias, diferentes siglas, nuevos dioses con duros portavoces que prodigaban la autoflagelación y la pobreza como virtud y única vía de salvación. Esa vertiente había inundado cada rincón de la vida cotidiana de las personas.  Los cocineros renunciaron al sabor, los niños al juego, los adultos a los escasos sueños que sobreviven a la adolescencia.

Y llegó un momento en el que todo el mundo actuaba así, humilde, agachado, siervo y lleno de culpa que redimir, sin ni siquiera cuestionarse el motivo.  Sin creer que hubiera que preguntarlo. Hasta ahora.

En casa de Gino nada parece  diferente la mañana del  25 de diciembre. Nada los diferencia del resto de las casas de su bloque.  de lo que acontece en sus salones sin calefacción. La madre sirve gachas con avena  en los cuencos repartidos por la mesa. El hermano pequeño cuenta los agujeros en la pared, sin saber que  lo que está haciendo se llama juego.  Y que lo hace para olvidar que acaba de suceder. El padre saca brillo a su cinturón y lo vuelve a colgar del árbol, satisfecho de haber cumplido firme con la tradición   Y de repente el milagro, un pequeño acto revolucionario, o más bien evolucionario.  El niño  mayor, Gino, abraza a su padre y lo perdona. Y con ello siembra la posiblidad de que el mundo lo haga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s