Brac

Reto del taller de escritura de esta semana: Escribir un microrrelato (y que no de mucha pena)

Quitándome el vestido con cuidado  me sumergi en las calmadas aguas que bañan la Isla de Brac. Jugueteé un rato a que mis dedos peinaban el agua y a que mis dedos sujetaban las rocas. Me senté después sobre la piedra y es cuando ella me interrumpió. Estaba en el agua y entre los barcos, en el sol que se asomaba timidamente desde el este. Se escondía entre la gente que faltaba y  en el silencio que producían.  Pero sobre todo se coló en mi mente, en la capacidad que tuve de dejarla en blanco, en la sensación extraña y placentera de sentirse el único que ha descubierto un lugar e instante secreto. Dejé de preocuparme por lo que vendrá luego como si el futuro hubiera dejado de existir o lo que es mejor hubiera dejado de importarme.Después lentamente se fue a medida que se hacía de día y la gente comenzaba a llenar el puerto con saludos matinales. Me sequé los dedos de los pies con la toalla, me puse las chanclas y volví al apartamento antes de que todos despertaran. Dejé atrás el único momento en el que me he sentido libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s