Los fantasmas de nuestras historias

-En una ocasión alguien me dijo: “El poder en una relación lo tiene el que menos quiere de los dos’’, y tenía razón. Pero el poder no es la felicidad. Creo que la felicidad viene de querer más a esa persona en vez de menos. Tendrías que darte cuenta de esto.

Los Fantasmas de mis Ex-novias,1999

– Aha. Sí. ¿Me lo dices tú que siempre has tenido el control? ¿has consolado alguna vez a un amigo que quiso de más en vez de menos? Le has apartado el Kleenex de la cara, lo has mirado a lo ojos y le has podido decir con  toda la sinceridad de la que seas capaz que…¿ mereció la pena?  ¿para quién? dime… ¿para la industria de los pañuelos desechables? Permite que dude de la sinceridad de la respuesta que vas a dar y de aquella en la que se lo dijiste. El poder no se llama así por casualidad. A estas alturas deberías saber que nada es casual. El poder implica decidir cuando uno va a poder reír y cuando uno puede llorar...  Sí, y sobre todo, esto último.

Anuncios

Un comentario en “Los fantasmas de nuestras historias

  1. El problema del poder, no solo en una relación sino en cualquier asunto, no está en el poder en sí, sino en creerse ese poder o creerse en una escala superior por tener ese poder. Lo que lleva a usarlo de malas formas.

    Todos ejercemos poder sobre alguna persona en algún aspecto concreto, pero quizás esa persona también ejerza poder sobre nosotros en otro aspecto diferente.

    Al final es un asunto de complementariedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s