De princesas que no existen

Screen shot 2013-05-02 at 12.57.02 PMObservo en el salón de la casa de mi hermana a la pequeña Maddi. Mira el televisor embobada mientras su hermana revolotea por toda la sala desmontándolo todo. A ella no le hipnotizan las imágenes que pasan por la pantalla. Hoy toca Cenicienta y mañana probablemente Blancanieves o La Bella y la Bestia… eso es lo de menos, lo importante es que haya princesas. La cosa es que a medida que observo la escena se comienza a desmontar mi teoría de que a las mujeres se nos programa desde bien pequeñitas para creer que algún día aparecerá esa persona única que lo cambiará todo y dará explicación a todo lo anterior. Supongo que no, que viendo a Elene destrozar el sofá, subir y bajar de la mesa y tirar cosas por el balcón (su nueva afición) sin dedicar ni un segundo al universo Disney, empiezo a comprender que el romántico nace. Otra cosa, por supuesto, es que la sociedad impulse a alimentar todas esas fantasías, pero hay gente que, como Maddi, más suave que la mantequilla y con su manera de hablar en susurros, nace más predispuesta a ello.

Recuerdo también a Sara con 3 años, sentada a mi lado, los pies colgando sin llegar a rozar el suelo, el televisor encendido y Disney Channel sintonizado. Miro el reloj y compruebo que  ya son las dos y diez. Llega tarde al colegio pero no me deja convencerla para que se ponga el abrigo “Espera izeba, que ahora se van a dar el muxu“. Apoyaba su cabeza ladeada sobre su mano derecha, la mirada feliz y expectante. Era tan pequeña y a la vez tan mayor. Me recordaba a mí, con las gafas de color rosa deslizadas por la nariz y la coleta a un lado. Estoy segura de yo también era de las que no se marchaban hasta ver el final feliz. Eso explicaría muchas cosas.

“Izeba…y …¿es verdad que van a ser felices para siempre?”, me sorprendió con aquella inocente pregunta cuando ya caminabamos hacia el colegio. No supe que responder. ¿Debía decirle que sí? Decirle que sí, que las cosas si son buenas son para siempre …¿cuando es una absoluta mentira? ¿Debía decirle que no? ¿Sería como decirle que los reyes son los padres?. Ya no recuerdo que le dije, aunque supongo que tiré por el camino fácil. Lo que si recuerdo es lo que debí haberle dicho.

Debí haberle dicho que no tenía ni idea, que seguramente los “Para siempre” no existen, que son una  invención de un loco cabrón llamado Walt Disney. Debí haber añadido, también, que importa más bien poco que no lo hagan, que eso no hace que las historias sean menos felices. Que las perdices las puede comprar uno en la carniceria. Y por último, como no, que en todo esto lo importante es tener las ganas de volver a comenzar y  por supuesto, tener los cojones para hacerlo.

Anuncios

Un comentario en “De princesas que no existen

  1. Yo te dije que me quedaba, para siempre…, pero me lo pones muuu difícil!!
    Es broma, desde que cumplí 6 años [que me regalaron mi primer diccionario, Everest] me ha gustado perderme en ese universo y descubrir nuevos planetas como “la tía, de toda la vida”, bendita wikipedia!!; lo del muxu ya lo sabía por mediación de una amiga vasca que, por cierto, era un poco como tú (según leí en otro post): Crunch [crujiente por fuera y tierna por dentro], será el agua de la zona…

    Y, quien quiere comer perdices?!?! A esa edad yo creo que no sabía lo que eran perdices. Esas primas hermanas de las ratas voladoras, que tienen más pellejo y huesos que carnaca. Tropezones, no, gracias. Donde esté un buen medallón de solomillo o de emperador… un poco de grasilla o de piel y listo (que en términos metafóricos es lo que le da un poco de gracia). Y si el plato se acaba: a por otro, a no ser que dejes algo en el plato. Nunca se deja nada en el plato, con el hambre que pasan en África!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s