¡No te levantes de la cama!

Hay días que está claro que no deberías levantarte de la cama porque todo va a salirte al revés. Lo malo de esto, es que nadie te avisa de ello, no hay ninguna cama todavía que incorpore algún tipo de mecanismo de alerta, tipo un brazo que saliera por debajo de la cama te agarrara la pierna nada más levantarte y te dijera “quieto ahí que no sabes la que te espera”* . Hoy ha sido uno de esos días, ha sido un martes que parecía un lunes; lo que yo llamo un “lunartes“.

Paso sin más dilación a relataros los acontecimientos;

7:00AM: Me despierto como siempre a regañadientes, entro en el baño, enciendo la luz y esto es lo que veo en el espejo. Infección dolorosa del párpado y el ojo. Sensación de Quasimoda. Flequillo Justin Bieber en un iluso intento por disimularlo HECHO.

… vale, quizá esté exagerando un poco…

12PM: Llega sin avisar ese terrible día al mes, que se repetirá al menos por 20 años más. Odiando ser mujer.

5PM: Salgo de trabajar no sin antes intentar convencer a algún compañero de que se una a mi planazo de tarde de verano; lavar el coche y dentista. Sorprendentemente nadie se anima. Mientras tanto llegan a mi movil 15 mensajes de whatsapp de mis amigas hablando de lo bien que se está en la playa y bla bla bla. Odiando a mis amigas.

5:30PM: Tras lavar el coche, lo dejo que se seque al viento y descubro que está más sucio que antes de lavarlo. Solo hay una explicación a este extraño suceso; esas mangueras de lavado de la gasolinera de la resi no lavan, REMUEVEN LA MIERDA (y te roban 4 euros).

5:45PM: Llego a Hendaya y mientras camino hacia la consulta de mi “queridísimo” dentista vuelvo a notar en el pie otro de esos maravillosos pinchazos que llevo rato sintiendo. En un momento de lucidez, que estaba claro no había tenido hasta entonces, me quito el zapato y descubro un alfiler clavado en mi pie.Llevaba todo el día jugando a ser Fakir ¡y yo sin saberlo!

6:30PM: ¡¡¡Sesión loca en el dentista!!! Una locura! Taladros, tornillos, hierros de mil formas… todo por un módico precio de 100 euros y sin anestesia.

7:00PM: Atasco en la nacional…

8:00PM: Llego sana y salva a casa, cojo la manta, me hago un ovillo y prometo no salir de esta guarida hasta que la obligación lo requiera.

Y aunque parezca mentira, aunque penséis que una sonrisa no pueda estar dibujada en mi cara en estos momentos, así es ; no me encuentro amargada ni enfadada con el mundo. Bueno quizá con esos 40 ciclistas que me he encontrado a la vuelta de Hendaya un poco sí, tendran todo el  derecho del mundo de ir por la carretera pero los odio a todos, toditos ellos.

Puede que la comicidad de que tantas cosas adversas puedan ocurrir en el lapso de 10 horas tenga algo que ver con  ello, pero a mi me gusta pensar que esto solo viene a probar uno de los 10 secretos de la felicidad que aparece en el libro que me estoy leyendo, titulado “Los diez secretos de la felicidad”** (hay cada casualidad en la vida…) Ese secreto, que en realidad no lo es tanto, es el simple poder de la actitud; no son las cosas que te ocurren lo que definen tu estado de ánimo sino la manera en la que los afrontas. 

Pero bueno, frases redichas aparte,  yo por si acaso me voy a quedar en este ovillo. Al menos por hoy, no vayamos a tentar a la suerte…

———————————————-

*Se me va

**y sí, me estoy leyendo un libro de autoayuda, (por esto de que se me va, claro). Se que no es cool hacerlo, pero que nadie se ría que por ahí hay gente a la que le hace más falta que a mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s