Hoy, en “Fenómenos sin explicación”; Tropezar doscientas veces con la misma piedra

¿Sabéis eso que dicen de que el ser humano es la única especie que tropieza más dos veces con la misma piedra?

Pues aquí vengo yo a confirmaros que a veces pueden ser incluso más, aunque seguramente esto ya lo sabréis vosotros.

Lo que me planteo es el PORQUÉ…. más allá del nivel de masoquismo de cada uno, debe de haber otra razón que explique este comportamiento tan irracional.

Si somos plenamente conscientes de que algo va salir mal sí o sí…. ¿porque nos metemos de cabeza en ello? Quizá sea por el hecho de que aunque los precedentes nos digan todo lo contrario y la cabeza intente por todos lo medios reñirle al corazón, advertirle con todos los argumentos que nuestra experiencia previa nos ha proporcionado, no podemos al ser seres emocionales, evitar tener algo de esperanza porque esta vez, contrariando todas las anteriores, esta vez y como por arte de magia, pensar que va a ser diferente.

Y si lo conseguimos, si esta vez nos sale bien confiar en esa persona, aunque haya 99% de posibilidades de que no ocurra, aparte de ser felices y comer perdices, estaremos dando un sentido a todas aquellas veces en las que salió mal. Al final comprenderemos que no lo pasamos mal por nada, que todo tenía un sentido y un fin. Necesitamos que Todo tenga razón de ser, no podemos entender que simplemente hemos perdido el tiempo en algo que no merecía la pena. Y aquí es cuando todos “se me os echáis” encima diciendo que no es perder el tiempo porque habremos aprendido una lección muy valiosa y otras frases profundas de libro de autoayuda.  Pues no gente no, a veces terminas con el corazón roto, una mueca inexpresiva y un reguero de mensajes por escribir y/o contestaciones que no llegan. Nada más.

Además es a las personas más inteligentes que conozco, a las que les he visto cometer las estupideces más grandes. Esto en base, no tiene coherencia ¿será que en general somos de los que no admiten un no, una derrota?. Sea como fuere, así somos.  (sí me acabo de llamar inteligente. Permitirme algunas licencias que para eso es mi blog y mando yo).

Los que me conocéis estaréis pensando “Por dios ¡julene! ¿qué has hecho esta vez?”. Pues no, no he sido yo esta vez, (caras de sorpresa :O), que llevo yo una temporada psicologicamente muy estable (un eufenismo para decir que mi vida está aburrida, vale)  y que así siga. Ha sido una amiga la que hace unos días me inspiro para este tema. Y como ya le dije a ella, seguramente va a tener que volver a tropezarse con la misma piedra, no queda otro camino, si se quiere seguir avanzando al menos, hay que tocar fondo a veces. Todo por haberse equivocado la última vez y haber confundido el punto y coma con el punto y final. Todo porque hay lecciones que cuesta más aprender o que nos negamos a aprender.

Osea que, amiga mía, tropieza sí, mal que me pese. Pero hazlo rápido, aprende y a otra cosa mariposa. Mientras tanto estaré aquí alrededor con la mano extendida para cualquier momento en el que necesites levantarte. Momento que espero que no llegue nunca.

Malditas piedras….

Anuncios

4 comentarios en “Hoy, en “Fenómenos sin explicación”; Tropezar doscientas veces con la misma piedra

    1. ¡Madre mía! Creo que tenemos no quizá la misma manera de abordar todos los temas, pero le damos vueltas a las mismas cosas. Voy echarle un buen vistazo a tu blog amiga!! ;) PD: las escribí hablando de una amiga pero me basé mucho en mi experiencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s