dime que la vida es solo esto

La vida debe ser exactamente esto. Debe ser, piensa, mientras coge las llaves del coche y repite su rutina, mientras contesta un email tras otro, mientras le hablas de algo que no es capaz de escuchar por culpa de los mil pájaros  que revolotean  por su cabeza, mientras hace todo lo que hace  en esta vida siempre demasiado repleta de recuerdos.

Ya solo piensa en aviones que suben, en aviones que bajan, en railes que velozmente trasportan vagones, en coches y en peajes, en carreteras que no parecen tener final, en maletas con ruedas y tarjetas de embarque.

De un tiempo a esta parte ha entendido que solo le gustan los lugares nuevos; le recuerdan quién es ella sin añadidos, ni decorados, sin profesión, ni edad, sin historias, ni pasado. Andando por sus aceras sin más pretensión que  caminar, es  más ella que nunca, pura como el comienzo que nace nada más pisar la tierra que la desconoce. Esas ciudades nuevas le traen a su memoria absolutamente nada, y es precisamente ese hecho, el vacío en la mente la que las hace tan especiales al corazón de Ana. Ciudades que le prometen una pluma y un papel donde escribir de nuevo una historia que le salió aquí con garabatos y borrosa.

Pero la vida es mucho más que viajar. Debe ser, piensa, mientras palpa su bolsillo vacío y descubre la cuenta corriente que agoniza. Se autoconvence y abraza de nuevo la rutina. Pero su ciudad tiene demasiada memoria.

No, tiene que ser solo esto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s