Nunca seremos ellas

Lo sé, de esto hablé hace pocos posts y quizá me esté repitiendo como el chorizo y sea hora ya de cerrar este chiringuito al que me atrevo a llamar blog. Pero es que ultimamente me ha dado por mirar blogs ajenos y aparte de encontrar un par que son unas joyitas (1000 awesome things, para reflexionar y Miss Kinder para reirte hasta desencajarte la mandíbula) he observado que de 100 blogs 99 son sobre moda. Aunque después de ver tropecientas de estas páginas cualquiera llega a la misma conclusión que yo; más que de moda se trata de páginas de lucimiento personal. Chicas jóvenes que se dedican a sacarse fotos con sus mejores “outfits”  y mostrárselos al mundo sin ni siquiera intentar disimular el hecho de que lo que quieren es mostrarse ellas y nada más que ellas. He descubierto tanto ego hinchado en algún caso que a veces he temido que traspasara  mi pantalla y amenazara con hacerla explotar.

¡Ah! y sí gente sí, habéis leído bien, ya no se dice modelito se dice outfit. Y ya no está una a la moda si no que una es “trendy“, y si  tienes suerte y eres la más trendy del lugar te conviertes en un “it girl“. Y esa prenda que está tan de moda que antes llamabas un básico es ahora un “must-have”, porque hay que tenerlo sí o sí o si no es que estás OUT, chica.

La clave: Salir mirando al suelo como si acabaras de encontrar un billete de 5 euros

Siempre me había  planteado cada vez que entraba en una tienda y veía en el expositor de calzado quiénes eran esas mujeres que se compraban esos tacones sin fin, porque sinceramente yo por la calle o al menos en esta ciudad no veo a nadie llevándolos, y si lo hiciera pensaría dos cosas… 1-¿cómo ha terminado esa persona ahí arriba? 2- ¿Debo prestarme y ayudarla a bajar?. Ahora ya tengo la respuesta, son ellas, ¡las de los blogs!.

Y otra duda que me corroe es… ¿a que alma cándida engañan para que casi a diario les saquen las fotos? ¿la amiga fea con la dudosa esperanza de que se le pegue algo? ¿el pagafantas de turno con la ilusión de algún día poder salir de la frienzone? ¿o el sufrido novio a cambio de que luego le deje ver el partido de la champions con los amigos?

¿quién no ha ido a un Cocktail Party?

Claro que podéis estar pensando… sí, sí, mucho los criticas pero los lees y los visitas, y te sabes al dedillo todas las expresiones. Pues sí, hombre, una no es Sarah Jessica Parker (en parte, gracias  dios por esto) pero tampoco le gusta ir en modo zarapastrosa por las calles y sí, visita asiduamente al menos una página desde que la descubrió. Se trata de  una página dónde y tras crearte un perfil puedes añadir fotos con tus looks y etiquetar en ellos las marcas o tiendas de donde proceden. Y en un principio me gustó porque la premisa de Chicisimo es “real fashion on real people” y creo que es una idea magnífica intentar desmarcarse de las prendas inalcanzables que nos muestran en las revistas. Pero nada, todo humo, todo más falso que un billete de dos euros. No veo en él casi ninguna mujer real y mucho menos moda que se vea en la calle .  Por ello me parecería divertido crear un anti-blog de moda,  o quizá algún día haga un post satírico sobre ello y me planto un chandal con unos tacones del mercadillo, lo combino con una camiseta de club juvenil y me saco 40 fotos todas mirando al suelo con la mirada pérdida y el pelo ondeando al viento.

Pero en definitiva, toda esta proliferación de páginas de autopromoción es ejemplo sin igual de  lo bueno y lo malo que tiene la democratización de internet o  que tienen los blogs, que cualquiera puede tener uno sin tener ni idea de lo que pone, sin tener talento alguno y sin aportar nada al que lo lee. Veáse, sin ir más lejos, esta página en la que te encuentras ahora mismo.

andamios del siglo XXI

De todo esto y de muchas más cosas que no puedo contar, hablamos mi amiga N. y yo hace unas tardes en una terraza mientras disfrutabamos del vicio, porque de este maravilloso tiempo que nos acompaña desde  hace semanas no se puede, claro, y concluímos que no, que nunca seremos ellas por las siguientes razones:

  1. No tenemos tanto dinero para gastar en trapos.
  2. No tenemos tanto tiempo libre.
  3. No podríamos subirnos a esos andamios ni usando una escalera.
  4. En general nos gusta caminar por la calle mirando al frente, por el simple hecho de no querer comernos ninguna farola.
  5. No tenemos el EGO tan grande, o quizá mejor dicho lo tenemos suficientemente bien como para no necesitar publicitarnos de esta manera.
O simplemente, la única razón por la que jamás seremos parecidas a ellas es que tenemos otra manera de entender y vivir la vida ; antes de pasarnos 5 horas mirándonos al espejo nos lo pasaremos una frente a la otra charlando y riendo. Antes de gastarnos la paga extra en prendas y complementos que pronto quedarán obsoletos (¡perdón!…out), nos lo gastaremos en un buen viaje que sí nos llenará de grandes recuerdos que no pasarán jamás de moda.  Al fin y al cabo, todo en esencia es cuestión de prioridades.
Anuncios

3 comentarios en “Nunca seremos ellas

  1. Totalmente de acuerdo. Prefiero una buena cena y post-cena; y por supuesto, un buen viaje; pero eso sí, siempre en buena compañía, la vuestra.

  2. Que conste que no es porque me menciones (aunque he de reconocer que durante un rato mi ego estaba a la par del de las mencionadas above), pero me has alegrado el día. Te reto a lo del chandal (con camiseta y mochila del club juvenil, of course). Un muxu guapa, me está gustando mucho tu blog.

    1. ¡¡me alegro que te guste!! entonces voy desenpolvando mi set del club juvenil…jajaja
      un muxu y gracias por el comment. ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s